Lunes, Junio 28, 2021
Política

Evo confiesa que dirigió desde Argentina cambio de la presidenta del Tribunal de Justicia y participó de la decisiones de TSE el 2020

BOLIVIA, La Paz, 28 de Junio de 2021 (GPA). El expresidente Evo Morales confesó que interfirió y dirigió desde Argentina en importantes decisiones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y el Tribunal Supremo Electoral (TSE), durante el gobierno de Jeanine Áñez, en los meses de octubre y noviembre del 2020.

Morales admitió públicamente que promovió el cambio de la Presidencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), para impedir una sucesión constitucional de la Presidencia de Bolivia mientras estuvo refugiado en Argentina, porque el Gobierno de Jeanine Áñez podía dejar el cargo al TSJ ante el desgaste político.

“En la última etapa, (el Gobierno de Áñez) ya tenían todo preparado para dejar la presidencia a la Corte Suprema de Justicia. Otro día comentaré que en una semana hemos cambiado a la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia”, confesó Morales en la radio de los cocaleros, según consigna El Deber.

La intromisión de Morales no se limitó solo al Poder judicial, sino también confesó que coordinó con algunos de sus "compañeros" del Tribunal Supremo Electoral, quienes lo llamaron por teléfono. Evo Morales admitió que participó en la decisión de postergar las elecciones del 3 de mayo de 2020, porque era inminente la "segunda vuelta" entre el MAS y Comunidad Ciudadana.

“He sido partícipe para postergar, porque finalmente el Tribunal Supremo Electoral se comunicó conmigo mediante algunos compañeros para postergar, yo calculé que mejor, porque el gobierno de facto con la pandemia se estaba hundiendo, más la corrupción”, admitió Morales públicamente en dicho medio el domingo.

El jefe de la alianza Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, aseguró que Evo Morales confesó delitos y demostró un complot al confesar públicamente al dirigir y participar de las importantes deciciones que se tomaron en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) antes de las elecciones de 2020.

Morales admitió que complotó contra la presidencia de la magistrada María Cristina Díaz, quien había asumido el cargo el 15 de noviembre de 2019 hasta el jueves 19 junio de 2020, jornada en la que ocho magistrados del TSJ le retiraron la confianza en la Sala Plena, con la excusa de la falta de gestión de la cabeza del órgano judicial.

Para Mesa, las declaraciones de Morales revelan un “contubernio con funcionarios serviles del TSE y el TSJ para cambiar autoridades judiciales y afectar decisiones electorales” y la delicada democracia por la experimenta desde fraude electoral del 20 de octubre del 2019.

“Es confesión de delitos y una muestra de que el complot masista contra la democracia en 2019 y 2020 fue gigantesco”, aseveró Mesa mediante redes sociales.

Copyright© 2021 GPA/rc

www.gpanoticias.com
Global Press Agency
www.globalpress-Agency.com