34

BOLIVIA, La Paz, 04 de Marzo de 2024 (GPA). Hoy el Parlamento francés aprobó blindar el aborto en su Constitución este lunes (4.03.2024), todo un hito mundial.

La ratificación de la enmienda requirió una mayoría de tres quintos en ambas cámaras. Con un respaldo abrumador, tanto de la Asamblea Nacional (Cámara Baja) como del Senado (Cámara Alta), había en realidad pocas dudas sobre el resultado final de la sesión conjunta de hoy en Versalles.

Parlamento francés aprueba la inclusión del derecho al aborto en la Constitución

“Histórico”, “victoria”, “orgullo”, fueron algunos de los adjetivos que emplearon la gran mayoría de líderes de grupos políticos en la sesión extraordinaria del Congreso del Parlamento, que reunió el Palacio de Versalles a la Asamblea Nacional y al Senado para aprobar formalmente la reforma constitucional.

Al final 780 parlamentarios votaron a favor de la reforma constitucional y solo 72 lo hicieron en contra, muy por encima de los tres quintos requeridos para sacar adelante la primera modificación de la Carta Magna desde 2008.

El cambio aprobado incluye la expresión en el artículo 34 de que la Constitución francesa, señalará que “la ley determinará la forma en que se reconoce la libertad garantizada de las mujeres a recurrir a la interrupción voluntaria del embarazo”.

Derecho al aborto, popular en Francia incluso entre la derecha
A finales de enero, los miembros de la Asamblea Nacional francesa apoyaron la inclusión de “la libertad de abortar” en la Constitución de la Quinta República.

De los aproximadamente 500 diputados que participaron en la votación, sólo 30 conservadores e independientes se opusieron al proyecto de ley.

La opinión pública francesa apoya firmemente el derecho al aborto, como lo muestran varias encuestas. Según una de 2022, realizada por la empresa francesa IFOP, el 86 por ciento de los ciudadanos franceses estaba a favor de incluir el derecho al aborto en su Constitución.

El partido de extrema derecha Agrupación Nacional generalmente apoya el derecho al aborto, pero sigue siendo un tema controvertido dentro de sus filas. De sus 88 diputados, 46 votaron a favor, incluida Marine Le Pen, líder del partido. Doce diputados votaron en contra y catorce se abstuvieron.

Francia tiene una larga historia de apoyo al derecho al aborto
Antes de 2022, muchos legisladores no creían que fuera necesario blindar el derecho al aborto en la Constitución, porque las mujeres ya tenían derecho y acceso al aborto.

La interrupción voluntaria del embarazo se legalizó en Francia en 1975, con una ley que lleva el nombre de Simone Veil, la ministra de Salud que la impulsó. La ley permitía el aborto hasta la décima semana de embarazo. Posteriormente, se amplió a las 12 semanas en 2001 y luego a la 14 semanas en 2022. Desde la década de 1980, el procedimiento está cubierto por el sistema sanitario francés.

Cómo se compara Francia con Estados Unidos y Europa
El apoyo del presidente francés, Emmanuel Macron, al proyecto de ley se ha visto como una respuesta a la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de anular el derecho al aborto el 24 de junio de 2022.

En Estados Unidos, varios estados han prohibido directamente los abortos o han impuesto medidas restrictivas a su acceso.

En Europa, ha habido una tendencia hacia la liberalización de las leyes sobre el aborto, aunque las condiciones de acceso son diferentes entre países. El límite legal sobre cuándo se pueden realizar abortos también varía: 24 semanas en Países Bajos, 18 semanas en Suecia, 14 semanas en Francia y Luxemburgo, y 12 semanas en Irlanda y Dinamarca.

Malta prohibe el aborto excepto en casos que amenacen la vida de la madre o del feto.

De manera similar, en Polonia, un fallo del Tribunal Constitucional de 2020 prohibió los abortos debidos a defectos fetales y entró en vigor a principios de 2021, excepto en casos de violación, incesto o amenazas a la vida de la madre. El nuevo Gobierno del país se prepara para flexibilizar la prohibición casi total del aborto, pero el presidente de derecha Andrzej Duda aún podría vetarla.

En Hungría, aunque el aborto es legal hasta las 12 semanas desde 1953, las normas son más estrictas desde 2022. Las mujeres que desean abortar deben escuchar de antemano los latidos del corazón del feto y recibir asesoramiento obligatorio.

La primera ministra de extrema derecha de Italia, Giorgia Meloni, se opone al aborto pero promete no alterar las leyes existentes y afirma repetidamente que quiere dar a las mujeres “el derecho a no abortar”.

Entretanto, en países predominantemente católicos como España, Malta y Hungría, muchos médicos y asesores de atención médica se niegan a realizar abortos por motivos morales o religiosos, lo que limita el acceso de las mujeres a un procedimiento oportuno y seguro.

En Alemania, según el artículo 218 del Código Penal, el aborto es ilegal, pero posible bajo excepción hasta 12 semanas tras la concepción, si lo realiza un médico previa obtención de un certificado de se asistió a consejería al menos tres días antes de la intervención.

Una encuesta realizada en 2023 en 24 estados miembros de la Unión Europea reveló que casi el 71 por ciento de los adultos apoya el aborto legal en la mayoría o en todos los casos, mientras que alrededor del 27 por ciento se opone.

Francia se convirtió el lunes en el primer país del mundo en consagrar el derecho al aborto en su Constitución, culminando así un esfuerzo que comenzó como respuesta directa a la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de anular el caso Roe vs. Wade.

Los legisladores de ambas cámaras del Parlamento francés votaron 780 a favor de la medida y 72 en contra, superando fácilmente la mayoría de tres quintos necesaria para enmendar la Constitución francesa.

La votación del lunes, celebrada durante una reunión especial de legisladores en el Palacio de Versalles, en el suroeste de París, fue el último paso del proceso legislativo. El Senado y la Asamblea Nacional franceses aprobaron la enmienda por abrumadora mayoría a principios de año.

La enmienda establece que en Francia existe una “libertad garantizada” para abortar. Algunos grupos y legisladores habían pedido un lenguaje más fuerte para llamar explícitamente al aborto un “derecho”.

Los legisladores saludaron la medida como una forma histórica de que Francia envíe una clara señal de apoyo a los derechos reproductivos, en momentos en que el aborto está amenazado en Estados Unidos así como en partes de Europa, como Hungría, donde los partidos de extrema derecha han llegado al poder.

El primer ministro Gabriel Attal declaró antes de la votación que los legisladores tenían una “deuda moral” con las mujeres que, en el pasado, se vieron obligadas a soportar abortos ilegales.

“Por encima de todo, estamos enviando un mensaje a todas las mujeres: tu cuerpo te pertenece”, dijo Attal.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo que el gobierno realizará una ceremonia formal para celebrar la aprobación de la enmienda el viernes, Día Internacional de la Mujer.

Francia legalizó el aborto por primera vez en 1975, tras una campaña dirigida por la entonces ministra de Sanidad Simone Veil, superviviente de Auschwitz que se convirtió en uno de los iconos feministas más famosos del país.

Mientras que en la política estadounidense el aborto es un tema muy controvertido que suele dividir a los partidos, en Francia cuenta con un amplio apoyo. Muchos de los legisladores que votaron en contra de la enmienda no lo hicieron porque se opusieran al aborto, sino porque consideraban que la medida era innecesaria, dado el amplio apoyo a los derechos reproductivos.

La aprobación de la medida es una clara victoria para la izquierda francesa, que lleva años presionando para garantizar el derecho al aborto en la Constitución. Antes de 2022, el gobierno del presidente Emmanuel Macron argumentaba, al igual que los actuales opositores a la enmienda, que la medida era innecesaria.

Sin embargo, en 2022, cuando la Corte Suprema de Estados Unidos anuló Roe vs. Wade y dejó que los estados decidieran individualmente sobre la cuestión, Francia se vio empujada a actuar.

El ministro francés de Justicia, Eric Dupond-Moretti, dijo previamente, antes de que comenzara el debate en la Asamblea Nacional en enero, que la historia estaba llena de otros ejemplos en los que se creía que los “derechos fundamentales” estaban a salvo, pero luego se eliminaron, “como nos ha recordado recientemente la decisión de la Corte Suprema de EE.UU.”.

“Ahora tenemos la prueba irrefutable de que ninguna democracia, ni siquiera la más grande de todas, es inmune”, afirmó.

La votación marca la 25ª vez que el gobierno francés modifica su Constitución desde la fundación de la V República en 1958.

La Iglesia católica fue uno de los pocos grupos que anunció su oposición a la enmienda. La Pontificia Academia para la Vida, organismo vaticano que se ocupa de cuestiones relacionadas con la bioética, afirmó en un comunicado que “en la era de los derechos humanos universales, no puede existir el ‘derecho’ a quitar la vida humana”.

El jueves, una conferencia de obispos franceses también reiteró la oposición de la Iglesia al aborto antes de la votación.

Copyright© 2024 GPA/rc

Global Press Agency

www.gpanoticias.com

www.globalpress-Agency.com

GPA, Global Press Agency. HACEMOS NOTICIAS: Cada Instante. En todo el Mundo.

error: Content is protected !!