Gobierno de Luis Arce Catacora determinó expulsar al "residente" cubano Jorge Castro

BOLIVIA, Santa Cruz, 21 de Diciembre de 2022 (GPA). El Gobierno de Luis Arce Catacora determinó expulsar al «residente» cubano Jorge Castro, «por alterar el orden público» en Bolivia utilizando su cuenta en la red social de Twitter. La resolución fue comunicada el pasado viernes 16 de diciembre, es decir, tres días después de la reunión entre el presidente Luis Arce y su homólogo Miguel Díaz-Canel.

«Hago pública la notificación de expulsión del Estado Plurinacional de Bolivia entregada en mi contra el día de hoy. Pido especial atención a la justificación utilizada para ello y quiero recalcar que se me presentó una carpeta con mis publicaciones en redes sociales como acostumbra la Seguridad del Estado. También tenían la intención de grabar la entrevista a la cual decliné» manifiesta Castro en Twitter.

Este joven aclara él no es un «refugiado» en Bolivia, sino que su condición en el territorio boliviano es de «residente», con todos los documentos en orden. Castro realiza activismo en redes sociales en contra de la violaciones a los derechos humanos perpetrado por el régimen cubano, es por eso que apunta como causa de fondo de su expulsión a los esfuerzos de los medios estatales cubanos que intentaron vincular con diferentes autoridades y ONGs en el país.

“La prensa oficial del régimen cubano junto con otros medios alternativos de la izquierda ha tratado de vincularme con políticos de aquí de Santa Cruz, con personalidades de ONGs. Totalmente falso. Me han vinculado, como acostumbran, con la embajada de Estados Unidos, con pagos mensuales, obviamente sin presentar ninguna prueba”, aclaró Castro.

Para este joven de 27 años, la determinación de expulsarlo es un precedente «nefasto» y «arbitrario» el que deja el Gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS) para cualquier ciudadano cubano en Bolivia, considerando que «la opinión de una persona» está protegida por las convenciones internacionales como un derecho humano.

La opinión «la puede tener cualquier ciudadano. Yo creo que es válido que todos tengamos y podamos expresar opiniones políticas sobre lo que acontece, ya no en la región, sino en cualquier parte del mundo. Y eso no infringe la ley”, sustentó Castro que cuenta con residencia válida hasta el mes de octubre de 2023 y que ahora es obligado a dejar Bolivia en 15 días.

Al respecto el ministro de Gobierno de Bolivia, Eduardo del Castillo, dice que garantizan «la libertad de pensamiento”, pero enfatiza en afirmar que “no puede interferirse en cuestiones políticas de un país”, en este caso Bolivia, que no es el caso de Jorge Castro.

“Básicamente, cualquier ciudadano extranjero que se asiente dentro del territorio nacional tiene que cumplir la normativa legal vigente. Si la Dirección General de Migración ha determinado que estos sujetos han incumplido las normas bolivianas, por tanto tiene que retirarse del país», declaró Del Castillo.

«Tener una opinión critica a un X gobierno es un delito?» le pregunta un periodista al Ministro. «Desde luego que no es ningún delito, está garantizado la libertad de pensamiento. Cualquier persona pensar y decir lo que piensa, pero no puede interferir en cuestiones políticas de un país» dijo el funcionario del Gobierno.

«Les pregunto, sí un boliviano va a los Estados Unidos, ¿puede opinar libremente en contra del gobierno de Estados Unidos? No lo puede hacer”, en esos términos, Del Castillo intentó justificar la determinación de expulsar de Bolivia a Castro, por emitir opiniones en contra del régimen gubernamental cubano, amigo del gobierno del MAS en Bolivia.

«Cualquier ciudadano extranjero que venga a cometer faltas, contravenciones y/o delitos tiene que tener las sanciones correspondientes. A Bolivia, no van a venir a hacer lo que quieran. Cualquier ciudadano extranjero”, insistió el funcionario.

Por su lado, Castro recalcó que nunca se expresó sobre la política interna de Bolivia. “Lo recalco nuevamente… invito al órgano migratorio del Estado Plurinacional de Bolivia a mostrar una sola publicación en mis redes sociales en la que yo haya «alterado el orden público» que justifique una expulsión en quince días!!”, desafió el joven cubano.

La directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara, entretanto, calificó como un “acto arbitrario” y un “nefasto precedente de persecución” la expulsión de Castro.

“En acto arbitrario, el activista cubano @mjorgec1994 ha sido notificado de expulsión por gobierno de @LuchoXBolivia en #Bolivia por “alterar el orden público mediante redes sociales.” Nefasto precedente de persecución contra defensor por denunciar violaciones de #DDHH en #Cuba”, denunció en Twitter.

Este martes, Castro informó que ya ha interpuesto un recurso para revocar la sanción de expulsión emitida por la Dirección de Migración dependiente del Ministerio de Gobierno. Ahora espera que en al menos cinco días el Gobierno boliviano reconsidere su decisión.

“En estos momentos acabo de presentar un Recurso de Revocatoria de la Resolución que me expulsa del Estado Plurinacional de Bolivia… Esperaré la respuesta en los plazos que la Ley boliviana determina”, manifestó el activista cubano en Twitter.

“Yo no he hecho convocatorias, yo o he tomado partido en conflictos internos que tiene la política boliviana, como la de cualquier país. Y quiere recalcar que eso está demostrado en mis redes sociales”, remarcó.

Copyright© 2022 GPA/rc

Global Press Agency

www.gpanoticias.com

www.globalpress-Agency.com

GPA, Global Press Agency. HACEMOS NOTICIAS: Cada Instante. En todo el Mundo.

leave a reply

error: Content is protected !!